Como se hacen los brownies industriales

Este artículo se lo dedicamos a nuestros lectores más golosos, para cuando hayamos acabado ya estarán haciendo brownies de chocolate en casa como locos.

Hechos en los Estados Unidos hace más de 100 años, una teoría apunta a que los primeros brownies se hicieron en Bangor, ciudad del estado de Maine, cuando a un pastelero no le subió el pastel de chocolate. Pero antes de ir corriendo a los fogones, hínquenle el diente a este artículo, así es como lo hacen los profesionales.

Brownies industriales

No es un pastel ni una galleta, un brownie es algo intermedio, un cuadrado esponjoso y denso masticable que resulta una delicia. Para elaborar brownies en masa, esta fábrica empieza con aceite de colza y xantano, este conservante natural potencia la esponjosidad en el horneado.

ingredientes brownie

Los dos ingredientes se mezclan en una batidora industrial, se añade azúcar, cacao y una reducción de aceite de colza y de palma. La mezcla se pasa a la batidora, que transforma los ingredientes en una masa de chocolate cremosa.

Ahora se le añaden huevos, y a continuación, el sirope de maíz. Los enormes brazos mezcladores de la máquina bajan de nuevo al interior de la cuba e incorporan los ingredientes a la masa.

La cuba se desplaza hasta una tolva que añade la cantidad de harina que sirve para espesar la mezcla, también le da al brownie algo de consistencia. Después de 25 minutos de mezclar en diferentes etapas, la masa está lista. En la cuba hay suficiente como para hacer 6.000 brownies.

masa de brownie

El siguiente paso es trasladar la fina mezcla de chocolate a la depositadora. Se rocían las fuentes de horneado con una fina capa de aceite, esto evita que el brownie se pegue durante la cocción. Después las fuentes pasan a la depositadora.

Una máquina controlada por ordenador deposita 45 gramos de masa en cada una de las fuentes con una puntería perfecta, cada brownie es una diana. Las fuentes entran en un horno de 3 metros y medio de alto.

El horno tiene 13 niveles por los que los brownies van pasando para asegurar que quedan horneados de manera uniforme. Pasados 20 minutos ya están listos. Al salir del horno van directos a una cámara de refrigeración.

fuentes brownie horno

Al igual que el horno, esta también tiene varios niveles, las fuentes zigzaguean y unos ventiladores las enfrían. Ya fríos, los brownies quedan más consistentes y no se deshacen cuando un brazo mecánico los saca de las fuentes y los traslada a la siguiente cinta transportadora.

Los dulces aterrizan intactos gracias al minucioso enfriado y a la delicadeza del robot. Los brownies doblan una esquina y pasan a otra cinta transportadora, aquí son colocados en una cinta más estrecha que los guía por el proceso de embalaje.

Un sensor digital detecta que se acercan e informa al sistema de embalaje de plástico. Al entrar el brownie de chocolate en la máquina de envolver, el plástico se desenrolla.

Unas ruedecillas con ranuras meten la película de plástico por debajo de los dulces, y otras calientes derriten el cierre para sellarlas. Una selladora en caliente cierra y corta el plástico entre los brownies haciendo envases individuales.

envasado de brownies

Un robot coge una caja, la abre y la coloca en una cinta transportadora junto a la cinta de los brownies. En cada caja se colocan 8 de estos brownie. Por unos raíles llegan a un dispositivo rotatorio que dobla el fondo de las cajas.

Se aplica un chorro de cola a los embalajes y se sellan las cajas. Después pasan por un detector de metales para comprobar que no haya caído nada en el interior durante todo el proceso.

El resultado final son cajas y cajas de este dulce de chocolate. Se tarda una hora de principio a fin para hacer una caja de brownies y yo tardo menos de 30 segundos en devorarla.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario