Como se hacen las cafeteras express

Las cafeteras express se inventaron en Italia en la década de los 80 del siglo XIX, incluso entonces, nadie quería esperar a que hirviese el agua para hacer café. Se usa vapor para soltar agua caliente a alta presión sobre el café molido y crear así un magnífico brebaje en solo unos segundos. Una revolución que nos ayuda a superar el estrés diario desde entonces.

Hacer un café expresso requería mucho arte, pero la tecnología a convertido este proceso en algo más bien científico. Las máquinas actuales equilibran la temperatura y la presión del vapor para hacer un expresso de un sabor y una calidad consistentes.

Cafeteras express

La producción comienza con herramientas controladas por ordenador que tallan láminas de acero dulce de diferentes formas. Así hacen las piezas que conformarán el chasis de la cafetera. La herramienta también hace agujeros para los tornillos, los pernos y las piezas como el grifo de vapor.

panel de control cafetera express

Un panel de control recién cortado se coloca ahora en una prensa hidráulica. La prensa dobla el panel para darle un perfil adecuado y crear pestañas para el montaje. Cuando se ha dado forma a todos ellos, se monta la estructura, se le añade un conector que recogerá el agua sobrante.

Se instalan unos medidores que dejarán pasar la cantidad correcta de agua para diferentes tamaños de expresso. Ahora la base se gira con la parte buena hacia arriba para atornillarle la estructura lateral. Luego el panel frontal se sujeta a los laterales. El chasis de la cafetera ya está montado.

Ahora se instalan los filtros, estás son las piezas que soltarán el agua a presión a través del café molido. Se instalan válvulas para regular el flujo de agua, estas también liberan cualquier presión acumulada para que los porta filtros se puedan quitar una vez hecho el café.

Los filtros se colocan en ranuras hechas en la parte frontal de la estructura y se sujetan con tornillos. Una caldera de cobre y latón se coloca dentro del armazón de la cafetera y se conecta a las tuberías. El deposito generará vapor para espumar la leche de los capuchinos, y suministrará agua caliente para hacer té.

caldera cafetera express

Dentro de la caldera hay intercambiadores de calor que suministran el agua caliente para hacer el café. Ahora se conectan tuberías de cobre a las salidas de los intercambiadores en la caldera y se conectan a los filtros. Luego se aprieta la sujeción para el grifo de agua caliente.

Una bomba que presuriza el agua se atornilla a un lateral del armazón. A continuación se colocan los componentes electrónicos. El panel de control se monta en la parte frontal. Se pone un embellecedor de goma en las palancas de vapor salientes, y luego le insertan un mando.

Ahora se mete una resistencia en la parte superior de la cafetera, este dispositivo calentará las tazas apiladas sobre ella y ayudará a que el café expresso recién hecho permanezca caliente durante más tiempo. La cafeteras express se enfundan en paneles moldeados de policarbonato.

resistencia cafetera expresso

Estas partes de plástico ayudan a redondear el perfil de la máquina dándole una apariencia con estilo y diseño. Una bandeja de rejilla se coloca ahora bajo los filtros, y otra para las tazas se pone sobre la resistencia. Ahora se añaden los porta filtros a la cafetera, vienen equipados con pequeñas aletas que encajan a la perfección en los filtros.

Esta cafetera express ya se puede probar para confirmar que no existen fugas en el circuito y que se encuentra en buen estado de funcionamiento. Y después de tanto trabajo, nada mejor que hacer una larga pausa para el café, el mío con azúcar por favor.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario