Como se hacen los cajeros automáticos (ATM)

Lo creas o no, hubo un tiempo en el que tenías que ir al banco y hablar con un ser humano para que te dieran tu dinero. Hoy eso es cosa del pasado gracias a los ATM o cajeros automáticos. Aparecieron por primera vez en una calle de Inglaterra en 1967 y hoy los puedes encontrar por todas partes.

Cajeros automáticos ATM

Los cajeros automáticos se componen de dos secciones diferentes. Una caja fuerte de acero situada abajo, que alberga el expendedor de efectivo, y el modulo frontal arriba, que contiene los elementos para el usuario.

La mayoría de las piezas no electrónicas se extraen de una lámina de acero. Una única lámina se carga en una cortadora láser controlada por ordenador. Un láser es una luz concentrada que genera un calor muy intenso que literalmente funde el acero para hacer los cortes.

Las piezas sencillas como las partes de la carcasa se estampan con un troquel en una prensa. Luego, la pieza se tiene que doblar en la forma requerida. Así que un robot la carga en una prensa dobladora completamente controlada por ordenador.

piezas cajero automático

En un soldador por puntos automatizado se unen ciertas partes en intervalos establecidos. Para piezas más complejas, un láser en 3 dimensiones suelda las juntas en toda su extensión. Un sistema de transporte automático sumerge las piezas cortadas, dobladas y soldadas en una pintura antioxidante de imprimación para metal.

Tras la inmersión, las piezas pasan por un horno que seca la pintura. Las partes de la carcasa continúan su camino y llegan a unos pulverizadores que las rocían con pintura líquida o en polvo, y de ahí pasan a un horno para que seque.

Ahora es el turno de la estructura externa del modulo frontal del cajero automático. Todos los componentes internos se amontonan en él, incluyendo la fuente de alimentación y el ordenador. Luego, el modulo frontal se eleva y se posa sobre la caja fuerte de acero de la máquina. Las paredes de la caja tienen un grosor de entre 4 y 6 centímetros.

El panel de control se monta en una línea de montaje distinta, este se coloca en la parte delantera del modulo frontal y contiene todo lo que se usa en una transacción. Desde el lector de tarjetas al teclado para meter el número secreto, pasando por el altavoz que emite un pitido cada vez que se pulsa una tecla.

panel cajero automático

El teclado cifra el número de identificación personal del usuario en el interior de los cajeros automáticos. La máquina tiene tres cámaras de seguridad, que enfocan al teclado, a la bandeja de extracción del dinero y al usuario.

El monitor se conecta al ordenador interno. También se añade un lector de tarjetas y la ranura de los recibos. A petición del banco también pueden instalar un modulo que permite que la máquina reciba depósitos. Sin embargo en este modelo el usuario introduce el depósito por la ranura expendedora de efectivo.

Lo siguiente en instalar es la persiana, la lengüeta de la ranura expendedora que se abre justo antes de que la máquina acepte un depósito o facilite dinero. El panel de control ya está listo para montarlo en el modulo frontal.

En otra línea de montaje preparan la unidad electromecánica que expende el dinero. Si el cajero automático acepta depósitos, la unidad también aceptará efectivo y cheques. El banco meterá su dinero en cajas separadas, una para cada tamaño de billete. Las cajas se colocan ahora en la unidad.

unidad electromecánica atm

A continuación hay que probar el expendedor de efectivo. Para ello se conecta a un ordenador y se realizan unas cuantas transacciones usando dinero falso para comprobar que expende la cantidad correcta.

Si la unidad supera las pruebas se coloca dentro de la caja fuerte. Cuando la fábrica empieza a hacer un nuevo modelo, somete las dos primeras máquinas a una serie de pruebas de control de calidad. Una prueba de vibración asegura que la unidad puede soportar los baches por una carretera accidentada.

Una prueba con agua asegura que la lluvia no dañará ningún cajero automático instalado en la calle. También se hace una prueba de clima en una habitación que simula un rango de temperaturas de entre -40 y +50 grados centígrados. Los cajeros destinados a lugares con temperaturas extremas tienen un sistema de calefacción o refrigeración.

Los bancos instalarán su propio sistema informático cuando se les entregue el cajero, garantizando que podamos tener acceso a nuestro dinero cuando queramos. Eso si, siempre que tengas dinero en tu cuenta bancaria y recuerdes tu número secreto.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario