Como se hacen los camiones cisterna

Todo el que haya viajado por carretera habrá visto alguna vez un camión cisterna, pero es probable que no supiera exactamente lo que veía, son tanques para productos químicos. Se usan para transportar mercancías peligrosas con seguridad y su diseño y fabricación están estrictamente regulados.

Camiones cisterna

Los tanques para productos químicos se fabrican para transporte y hacerlos es un asunto muy serio y supervisado por las autoridades. Cada uno se hace desde dentro hacía fuera, empiezan con una lámina de acero inoxidable de alta resistencia, a la que unos rodillos le dan forma cilíndrica.

Esta lámina será la mitad del casco interno del tanque. Mediante una grúa trasladan la pieza cilíndrica de 6 metros de largo a un puesto de soldado. Aquí un técnico controla un soldador semiautomático con una palanca.

tanque productos químicos

El soldador une los dos bordes de la lámina para cerrar el cilindro, luego une dos cilindros de estos para formar un casco interno de 12 metros de largo. Esta unión esta cerca del punto medio, donde estará sometida a bastante tensión durante el transporte, por eso es crucial que la soldadura sea perfecta.

Cierran los extremos con discos de metal conocidos como cabezas. Primero las sueldan por puntos al casco y comprueban si encajan perfectamente, después utilizan el soldador semiautomático para hacer una unión permanente y firme.

A continuación sueldan tres medios tubos a lo largo del fondo, de nuevo por puntos primero y luego con soldadura permanente. Juntos, estos tubos actuarán como calentadores para templar la mercancía y mantenerla en estado líquido. Esto es importante, porque cuando algunos productos se solidifican, su pureza puede alterarse.

El equipo de trabajadores desliza ahora el primero de varios anillos metálicos sobre el casco y ciñen cada uno de ellos al contorno del casco. Estos anillos le dan rigidez a la estructura y actúan como un esqueleto externo.

anillos unión tanques

Ahora se aplican unos puntos de soldadura, y más tarde un soldador semiautomático termina de hacer las soldaduras completas y permanentes.

Después de añadir un soporte de acero por debajo, una grúa traslada el casco interno al remolque. Se introduce entonces aislante en los huecos, y el casco se asegura al remolque mediante soldaduras intermitentes llamadas soldaduras por costura.

El siguiente miembro del equipo envuelve tiras de espuma rígida entorno al casco de acero. Van espaciadas de forma regular y se fijan bien al casco con correas de metal. Esto crea compartimentos para el aislante de fibra de vidrio en el camión cisterna.

revestimiento del tanque

Se coloca más aislante en los huecos, cubriendo el casco para que el cargamento químico permanezca templado y líquido. El equipo ahora hace el casco externo, para ello fijan láminas de acero inoxidable entorno al casco interno con gruesas correas de nailon.

Estas correas están hechas de un acero más fino que el usado para el tanque interno, estas láminas enseguida se adaptan a la forma cilíndrica del camión cisterna.

Las láminas se sueldan después para asegurarlas, terminando el casco externo. Una vez instalada una escotilla en la parte superior, crean una plataforma metálica alrededor. Esta plataforma permitirá que una persona acceda a la escotilla sin resbalar ni deteriorar el casco externo del tanque.

escotilla camión cisterna

Es necesaria una escalera para alcanzar dicha escotilla, así que se atornilla una en un lateral. Otro miembro del equipo conecta los pilotos led traseros al cableado y los mete en los huecos de la parte trasera del remolque. Una vez en su sitio atornilla los marcos de metal para fijar el piloto.

Se tardan aproximadamente unos 5 días en fabricar un tanque de transporte de productos químicos. Pero una vez terminado, los conductores y las carreteras estarán a salvo de todo tipo de contaminantes tóxicos que puedan transportarse en estos camiones cisterna.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario