Como se hacen los camiones grúa

A nadie le gusta que su coche se averíe, pero al menos sabemos que si ocurre, siempre hay ayuda a mano y te puede remolcar otro vehículo. Pero ¿que ocurre si tu coche no es un coche? ¿y si el vehículo averiado es un mastodonte? Entonces se necesita algo así, un camión grúa gigantesco.

Cuando la maquinaria pesada se avería, un gigante como este puede ayudar, estos camiones grúa pueden levantar algo tan grande como un camión articulado. Esta grúa tiene cuatro puntales, que son las patas que la estabilizan cuando se usa el brazo de rescate.

Camiones grúa

El brazo extensible lleva dos cables de metal y dos ganchos para recuperar vehículos que están fuera de la carretera. Estas máquinas de remolcado hidráulicas están hechas con más de 2.500 piezas.

piezas grúa

Muchas de estas piezas se hacen de acero mediante una de dos máquinas guiadas por ordenador, una cortadora por chorro de agua a alta presión o un cortador láser. Las piezas nuevas son una parte del elevador, que se ponen en un soporte de montaje y se sueldan por puntos.

La soldadura por puntos es una soldadura inicial en puntos concretos, solo para mantener las piezas unidas por el momento hasta que un robot haga la soldadura definitiva y completa. Después lijan con arena la pieza soldada, esto limpia la superficie para prepararla para la siguiente fase, la de pintura.

Para pintarlas le aplican primero una capa de imprimación epóxica, luego otra capa de pintura de poliuretano para automoción. La pintura se seca en unas dos horas y se cura del todo en dos días.

Cada componente de conexión hidráulica se conecta a una máquina hidráulica de prueba, si todo está correcto y funciona bien, se completa el montaje y se añaden los manguitos neumáticos permanentes.

piezas camión grúa

Para montar el brazo se instalan dos cilindros hidráulicos que lo suben y lo bajan, seguidos por el torno que suelta y recoge el cable y los ganchos. Después se monta la enorme corona de giro que permite que el brazo gire 360 grados. El brazo extensible se incorpora a continuación, al igual que los cilindros, se sujeta con enormes pasadores de acero.

El elevador también se acopla detrás, junto con los cuatro puntales estabilizadores debajo. Esto completa lo que se llama unidad de remolque y recuperación, pero aún hay que montarla en un camión para que sea un camión grúa.

Lo hacen atornillando placas de montaje de acero al chasis y soldando la unidad a las placas. Se atornillan soportes al lateral del chasis y luego a esos soportes se fijan unos grandes armarios de aluminio. Dentro del compartimento trasero conectan el cableado para las luces de emergencia y todos los demás componentes eléctricos.

El panel de control electrónico domina todo en el camión grúa. Con este panel, el conductor puede comprobar y controlar todas las funciones y los indicadores, como la temperatura del aceite y la presión hidráulica. También se instalan varias palancas de control para que el conductor pueda manejar la grúa manualmente.

panel control grúa

Una vez que todo está conectado le realizan una rigurosa inspección de calidad y comprueban cada función una a una. Si pasa la prueba perfectamente este camión grúa ya estará listo para entrar en acción cuando sea necesario.

Para poder recuperar y remolcar vehículos de todos los tamaños, en el caso de esta fábrica hacen varios modelos diferentes que van desde la grúa para pesos ligeros a una grúa diseñada especialmente para levantar camiones y maquinaria pesada.

Así que tengáis el vehículo que tengáis siempre habrá un camión grúa para sacaros de cualquier apuro en el que os encontréis, aunque espero que nunca la necesitéis.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario