Como se hacen las fijaciones de los esquís

Las fijaciones de los esquís son la parte más importante de un esquí de descenso, sin ellas, tus botas se soltarían del esquí, lo cual proporcionaría un descenso bastante duro y corto. Pero si la fijación no se suelta cuando caes podrías llegar a lesionarte. Así que el sistema debe saber cuando sujetar y cuando soltar.

Todas las fijaciones tienen una pieza para la punta y otra para el talón. En caso de una caída, la puntera se suelta de manera lateral y la talonera hacia arriba o en varias direcciones.

Fijaciones de esquí

Las fijaciones de esquís antiguas no tenían un sistema de seguridad o solo se soltaban de un lado, y se fabricaban en acero estampado macizo. Las actuales son de materiales más ligeros, como el aluminio extruido y el plástico reforzado con fibra de vidrio.

La fijación de esquí primero se diseña usando un programa de diseño 3d, así como los moldes y troqueles empleados para hacer todas las piezas. Se fabrica un prototipo de cada pieza y se usan herramientas tridimensionales para verificar las especificaciones.

pintar fijaciones

Se pintan los componentes visibles de aluminio y plástico, que se secan en un horno durante 40 minutos y después se quedan a temperatura ambiente durante 24 horas. Las empresas fabrican modelos de alta gama para competición, así como otros más asequibles para principiantes o esquiadores de nivel intermedio.

En el caso de las fijaciones de competición se usa una carcasa de aluminio para la puntera. Se atornillan pestañas de plástico que impiden que el metal dañe la bota. Ahora introducen el indicador de ajuste del sistema de expulsión, este determina cuanto par generado por el peso del esquiador al caer accionará la expulsión de la bota.

Una junta esférica de aluminio y bronce se coloca en una base de metal. La junta se coloca con una arandela y actúa como centro rotacional de la puntera cuando esta expulsa la bota, esta se lubrica con grasa.

Luego, la base se coloca en un soporte de montaje y se añade el compartimento de la puntera. Se coloca una tapa de plástico con una línea blanca en el lateral y se atornilla comprimiendo un muelle que tiene abajo. A medida que la tapa baja, la línea desciende al centro del indicador hasta el ajuste máximo.

puntera fijación esquí

Una vez acabada la puntera se le hace un test. Una máquina imprime el logo de la empresa en la talonera de una fijación de esquí para niveles de principiante a intermedio.

A diferencia de la de competición de aluminio, esta es de plástico reforzado con fibra de vidrio. Tiene un protector transparente de poliuretano que al presionarse con el bastón de esquí suelta la fijación.

A continuación se coloca en una base y se monta el mecanismo interno, que incluye un tapón atornillado que comprime el muelle a diferentes niveles para obtener distintos ajustes de expulsión. Una máquina automática prueba cada puntera y talonera, y verifica si el mecanismo funciona correctamente.

Luego, otra máquina desatornilla el tapón hasta la mitad para poner el ajuste de expulsión a nivel medio. Ahora el montaje continúa. Un perno metálico conecta el extremo pivotante de la talonera con la base, una herramienta bloquea el perno en su posición lateral.

Después, en varios pasos, se monta el freno del esquí en la talonera. La bota de esquí hace presión sobre el freno, manteniendolo en posición de apagado. Cuando la bota es expulsada en una caída, la disminución de la presión acciona el freno.

Se insertan componentes adicionales, como un tornillo que fija la talonera a la base del esquí una vez que la fijación se ha ajustado a la longitud de la bota. También se usan unas tapas de plástico que ocultan las cabezas del tornillo lateral.

Por último, una palanca se conecta al tornillo, basta con moverla arriba y atrás para desencajar el tornillo y ajustar la longitud de la bota. Las empresas toman muestras aleatorias de la línea de producción para exhaustivos controles de calidad.

fijaciones esquíes

Las fijaciones de esquí se fabrican según estándares internacionales que marcan como deben reaccionar en diferentes tipos de caídas, según velocidades, par y ajustes de expulsión. Siempre que la fijación esté bien ajustada se garantiza que la bota sea expulsada para evitar una lesión.

Pero en caso contrario estará sujeta con firmeza para hacerte saltar montículos. Ya están terminadas las fijaciones de los esquís, pueden parecer complicadas pero si no las tuviéramos podríamos hacernos mucho daño, incluso lesionarnos.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

1 comentario en «Como se hacen las fijaciones de los esquís»

  1. Hace poco que me he alterado de ciudad y de trabajo. y cmo no conocia el lugar. decidi comprar todo lo que me cara falta on line,incluso las botas del trabajo… Y despues de mucho mirar. Aconsejo calzadodeseguridad.net en tanto que hay pluralidad y buenos precios.

    Responder

Deja un comentario