Como se hacen las tablas de planchar

Lejos quedan los tiempos en los que la superficies para planchar no eran más que una simple tabla sujeta entre dos sillas. Fue en 1860 cuando les añadieron patas plegables, creando una estructura independiente que podía plegarse para guardarla. Mejoraron las tablas de planchar dándoles un buen repaso a este gran invento.

Tablas de planchar profesionales

Esta tabla de planchar profesional tiene todo lo necesario. La superficie caliente absorbe el tejido o lo hincha lanzándole vapor. El proceso comienza con un diseño a mano que incluye mediciones detalladas. La información se descarga en un ordenador, este, guía unas herramientas que cortan acero según la forma de la superficie de la tabla. Además, le hace un total de 300 orificios de ventilación.

tablas de planchar profesionales

Una máquina se encarga de moldear plástico bajo presión para crear otras 20 piezas, incluido el panel de control. El plástico es policarbonato resistente que el calor de la plancha no dañará. Entre las piezas obtenidas encontramos la base de la tabla y numerosas piezas y accesorios.

Añaden un motor para el ventilador, hinchará los tejidos para usar el vapor o los absorberá hacia la tabla. Fijan el eje del ventilador a la base y al motor. Luego le dan la vuelta e instalan un ventilador más pequeño para enfriar el motor. Aseguran el ventilador de refrigeración al eje con una presilla.

A continuación insertan una lámina en la carcasa de plástico moldeado de la tabla, y encima le colocan una resistencia eléctrica para que se pueda calentar la superficie de planchado. Doblan las pestañas de la lámina entorno a la resistencia para fijarla en su sitio.

resistencia tabla de planchar

Es la hora de las conexiones eléctricas. Instalan la lámina superior de acero perforado sobre la resistencia, y atornillan la lámina al resto de la tabla. Le dan la vuelta a la tabla de planchar e introducen el ventilador en el espacio posterior de plástico moldeado. Ya pueden atornillarlo al borde del compartimento de plástico.

La tabla se coloca en un soporte a la espera del siguiente paso. Ahora colocan la pieza central sobre el ventilador y los componentes electrónicos. Instalan el panel de control al extremo de las tablas de planchar, usan pasadores resistentes para fijarlos a su carcasa plástica.

Conectan el panel de control al ventilador, la resistencia eléctrica, el termostato y los sensores de temperatura, e introducen todos los cables en el compartimento central. Un pestillo permite acceder a los mecanismos de la tabla. A continuación atornillan una tapa de plástico al compartimento central.

Una vez cerrado, el panel de control contiene los mecanismos de las tablas de planchar. Las patas se fijan a la parte central mediante un mecanismo basculante. En esta tabla de planchar profesional, es la superficie de trabajo la que se pliega y despliega, las patas no se mueven.

Estabilizan las patas utilizando una estructura de plástico moldeado. Un regulador en el mecanismo basculante ajusta la altura de la tabla. Para continuar ya pueden retirar el plástico protector de la superficie de acero perforado.

Ahora ajustan perfectamente una funda elástica de un tejido sintético poroso y un relleno de espuma a la tabla de planchar. Colocan unos aros cubiertos de plástico sobre la tabla para probarla. Cuando activan la función de soplado, el plástico se hincha. Cuando activan la función de aspiración, el plástico se hunde.

funda tabla de planchar

Todo parece funcionar bien, y con un poco de suerte, todas vuestras horas de plancha irán como la seda. Aunque la verdad, nunca me ha gustado mucho planchar, ir bien planchado será mi próxima aspiración. Espero que os haya gustado este modelo de tabla de planchar profesional, mucho más completo que las típicas y simples tablas plegables.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario