Como se hacen las ventanas de acuario

Tienen que aguantar una gran presión y tienen que ser prácticamente indestructibles, porque han de soportar numerosos golpes de tiburones y ballenas, evidentemente me refiero a las ventanas de acuario. Son bastante resistentes, así que tranquilos, porque a través de ellas nadie podrá liberar a Willy.

Ventanas de acuario

Las ventanas de acuarios están hechas de acrílico y pueden fabricarse en diferentes formas y tamaños, y en diversos espesores, redondas, planas y ligeramente curvas. Merece la pena mirar por ellas, ya que nos ofrecen un primer plano de ecosistemas acuáticos sin que necesitemos un equipo de inmersión.

Cada ventana se inicia con un diseño hecho por un ingeniero, que tendrá en cuenta el volumen de agua, el tipo de especies marinas que albergará el depósito y otro tipo de factores.

productos químicos

A continuación, un técnico mide cantidades precisas de los productos químicos que se añadirán al acrílico. Dos de ellos son agentes reforzantes, y otro es un estabilizador de luz ultravioleta que contrarrestará el efecto perjudicial de los rayos del sol.

Tras mezclar los productos con un aglutinante, se echa una pequeña cantidad de acrílico. Se trata solo de una premezcla, a la que después se le añadirá una cantidad mucho mayor. También se añaden varios colorantes para compensar el tono amarillento propio del acrílico, el resultado es una mezcla homogénea de una consistencia espesa.

Una grúa transporta las dos mitades de un molde de acero que se colocan sobre unos soportes. Una vez bien situadas, las paredes del molde se unen y se cierran con unos pernos. La mezcla final de acrílico ya está lista y es ahora cuando se vierte en la cavidad del molde y se activa el termostato de unas bobinas situadas en las paredes.

El molde es introducido en un autoclave, en su interior, el acrílico se cuece bajo presión para asegurar un resultado homogéneo. La temperatura se controla diariamente, el acrílico tarda 5 días en convertirse en un gran panel macizo.

panel de acrílico

Para comprobar que todo el proceso ha salido bien se le realizan una serie de pruebas al resultado. Cortan un fragmento y lo doblan con una herramienta hidráulica hasta que se rompe. Si la pieza soporta 950 atmósferas de presión antes de romperse, entonces supera la prueba.

Otro test consiste en estirar otro fragmento de acrílico para comprobar que tensión soportará antes de romperse. Por último se comprime otro fragmento para comprobar que resiste una presión muy elevada, terminando así el control de calidad.

El panel de acrílico ya está listo para ser cortado. Es necesario cortarlo porque se contrae de forma desigual durante el curado, y el corte le dará la forma y el tamaño necesarios. Estas ventanas de acuario son mucho más gruesas que unas normales.

Para hacer una ventana de acuario más curva, colocan un panel plano de acrílico sobre un molde curvo, el centro del panel se alinea primero con el del molde, así se aseguran de que el panel esté correctamente situado.

Ahora se calienta en un horno en el que puede llegar a pasar hasta un mes, así el acrílico se irá ablandando hasta adaptarse a la forma curva. También en esta ocasión se obtiene un panel demasiado grande debido a la distorsión y la contracción que sufre durante el curado.

ventana acuario curva

El panel curvo se corta con la forma y el tamaño exactos que exige el diseño de los ingenieros. Se le cortan grandes fragmentos que son tan pesados que deben ser transportados entre al menos tres personas.

También comprueban la calidad óptica de cada ventana de acuario, ya sea plana o curva. Para hacerlo, usan un diseño reticular que mueven a lo largo de uno de los lados de la ventana mientras es observada desde el otro lado, en busca de posibles distorsiones.

Si las ventanas de acuario superan la prueba, se limpia y se pule a conciencia, aunque volverán a limpiarla una vez instalada, evidentemente, la ventana debe estar impoluta. El tiempo necesario para fabricar una ventana de acuario depende de su espesor y de la complejidad de su diseño.

Algunas de ellas pueden hacerse en tan solo 4 semanas. Pero de lo que no hay duda es de que el resultado final será digno de verse, y todos los visitantes que acudan al acuario, disfrutarán de un espectáculo maravilloso.

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

Lamento que no te haya gustado

¿Como podríamos mejorarlo?

¡Comparte!😍

Deja un comentario